El liderazgo en grupos de trabajo

Tabla de Contenidos

  1. Conceptos de liderazgo que debes conocer
    1. El liderazgo es más que dar órdenes
    2. El liderazgo personal
  2. Tipos de liderazgo
    1. Los tipos de liderazgo más conocidos son:
      1. Liderazgo democrático
      2. Liderazgo autocrático
      3. Liderazgo laissez-faire
      4. Liderazgo estratégico
      5. Liderazgo transformacional
      6. Liderazgo transaccional
      7. Liderazgo estilo entrenador
      8. Liderazgo estilo burocrático
  3. Liderazgos dinámicos
    1. Las características de los tipos de liderazgo varían
    2. Un liderazgo situacional
Metodologias Agiles

Los conceptos de liderazgo, así como los distintos tipos de liderazgo que existen y sus características, te ayudarán a entender la importancia de la función del líder en un grupo de trabajo, ya sea que decidas trabajar para alguien o autogestionar tu negocio.

Puedes ampliar tus conocimientos sobre como ser un buen líder con una selección de los 10 mejores libros sobre liderazgo que te ayudarán a desarrollar las habilidades personales necesarias, casos de éxito, así como las ventajas y desventajas de un líder carismático.

Conceptos de liderazgo que debes conocer

Tipos de Liderazgo

Existen muchas definiciones de liderazgo, hemos seleccionado tres conceptos, que varían de acuerdo al ámbito en el que se desempeña su autor y que demuestran la importancia del liderazgo en una organización.

Así nos encontramos con el autor de las “Teorías e Investigación del Liderazgo”, Rallph M. Stogdill, que nos aclara que hay tantas definiciones de liderazgo como personas hayan pensado en dicho concepto. Él define al liderazgo como “El proceso de conducir las actividades de un grupo e influir sobre las conductas que estos desarrollen”.

Idalberto Chiavenato, autor de libros de recursos humanos, define al liderazgo relacionándolo con el cumplimiento de objetivos empresariales: “Es un proceso en el que el líder ejerce la habilidad de influir y conducir a un grupo de personas, motivándolos a trabajar con entusiasmo hacia el cumplimiento de objetivos de la organización”.

Y por último, pero no menos importante, John Kotter, profesor de la escuela de negocios de la Universidad de Harvard, nos dice que el liderazgo: “No es más que la actividad o proceso de influenciar a la gente para que se empeñe voluntariamente en el logro de los objetivos del grupo”

El liderazgo es más que dar órdenes

El liderazgo es un conjunto de habilidades que sirven para influenciar en la manera de pensar o de actuar de otras personas. Sin embargo, un líder también es aquél que tiene la capacidad para tomar la iniciativa y proporcionar ideas innovadoras.

Un líder se posiciona frente a un grupo con capacidad para establecer una buena comunicación y mejorar la capacidad de integración de los miembros del equipo, con el fin de lograr un objetivo en común. Es un proceso de interacción entre los miembros, todos interesados en el progreso de la organización de la cual se forma parte.

El líder es la persona que lleva el liderazgo del equipo y no todos los líderes tienen un mismo estilo o enfoque para dirigir. Existen diversos tipos de líderes y estilos de dirección que se pueden adoptar dependiendo de la persona que lidera, el equipo al que dirige y las características de la organización en la que se encuentre.

Es importante conocer los diferentes estilos de dirección ya que puede ayudarnos a desarrollar las competencias personales para liderar.

El liderazgo personal

El proceso de interacción entre los miembros de un grupo se ve facilitada por un líder, la persona en la cual recae el liderazgo. El liderazgo personal es el que ejerce un individuo desde la competencia de autoliderazgo, para predicar con el ejemplo y conectar con los colaboradores desde sus propias acciones, inspirando al equipo.

El autoliderazgo es la capacidad de influenciar de forma intencionada y consciente los pensamientos, las emociones y las conductas propias, guiarnos para alcanzar nuestras metas personales. Se diferencia del liderazgo que es la influencia que ejercemos en otros.

Y, para liderar desde el autoliderazgo, se tienen que dar dos circunstancias, por un lado, el líder debe haberse ganado la confianza de sus colaboradores y la autoridad frente a ellos para guiarlos y, por otro lado, se requiere un gran trabajo personal del líder, un comportamiento que inspire credibilidad y respeto.

Tipos de liderazgo

Equipos de Trabajo

No existe un tipo perfecto de liderazgo, el estilo de liderar varía en torno a la organización en la que nos encontremos, la situación que se debe atravesar, las personas a las cuales hay que dirigir, así como numerosos condicionantes internos o externos que influyen en el grupo y en la actividad que realizan.

Los tipos de liderazgo más conocidos son:

Equipo Unido

Liderazgo democrático

Este estilo de liderar se caracteriza por la toma de decisiones con los aportes de cada miembro del equipo. Si bien el líder toma la decisión final, cada integrante del grupo tiene generalmente la misma opinión sobre la dirección del proyecto y aunque puede ocurrir que alguno no coincida, apoyan la decisión de la mayoría.

El liderazgo democrático es uno de los estilos más efectivos porque les permite a los miembros de niveles inferiores ejercer la autoridad que necesitarán usar en futuros puestos, además de dar a todos la oportunidad de participar de la toma de decisiones. 

Uno de los ejemplos más notables de este tipo de liderazgo podemos verlo en juntas directivas de una empresa que den espacio a tomas de decisiones grupales. Un líder democrático podría darle al equipo opciones, para luego abrir una discusión sobre cada una. El líder tendrá en cuenta los comentarios de la junta o llegar a abrir una votación.

Liderazgo autocrático

El liderazgo autocrático se posiciona en contra del anterior. En este estilo, el líder toma decisiones sin recibir aportes de nadie. Los miembros de un equipo no son considerados ni consultados antes de una toma de decisión y se espera que se adhieran a ella en el momento y ritmo estipulados por el líder.

Un ejemplo de esto podría ser cuando un gerente cambia las horas de turnos de trabajo para varios empleados sin consultar a nadie, especialmente a los afectados. Es un tipo de liderazgo raramente efectivo. La mayoría de las organizaciones ya no pueden sostener una cultura autocrática sin perder empleados en el camino. 

Liderazgo laissez-faire

El término francés “laissez faire” se traduce como “déjelos hacer”, y los líderes que lo adoptan depositan en los miembros del grupo casi toda la autoridad.

A veces puede resultar efectivo, como en una startup joven, en la cual un fundador no establece políticas importantes de oficina en torno a las horas de trabajo o los plazos. Una confianza plena en sus empleados mientras se concentran en el funcionamiento general de la empresa.

Aunque el liderazgo de laissez-faire puede empoderar a los empleados al confiar en que trabajen como quieran, puede limitar su desarrollo y pasar por alto las oportunidades críticas de crecimiento de la compañía. Es importante que este estilo de liderazgo se mantenga bajo control.

Liderazgo estratégico

Los líderes estratégicos son planificadores, resultan ser un punto de encuentro entre las operaciones principales de una empresa y las oportunidades de crecimiento. Un líder que acepta la carga de los intereses ejecutivos mientras se asegura de que las condiciones de trabajo actuales se mantengan estables para todos los demás.

Este es un estilo de liderazgo deseable en muchas empresas porque el pensamiento estratégico admite la dirección de múltiples tipos de empleados a la vez. Hay que tener en cuenta que los líderes que operan de esta manera pueden descuidar a cuántas personas apoyan a la vez, al mismo tiempo que deciden cuál es la mejor dirección para la compañía. 

Liderazgo transformacional

Este tipo de liderazgo siempre está mejorando las convenciones de la compañía. Los empleados pueden tener un conjunto básico de tareas y objetivos que completan cada semana o mes, pero el líder los empuja constantemente fuera de su zona de confort.

Al comenzar un trabajo con este tipo de líder, todos los empleados pueden obtener una lista de objetivos a alcanzar y los plazos definidos para alcanzarlos. Si bien los objetivos pueden parecer simples al principio, este gerente puede acelerar el ritmo de los plazos o darle objetivos cada vez más desafiantes.

Es una forma de liderazgo altamente alentada entre las empresas con mentalidad de crecimiento porque motiva a los empleados a ver de lo que son capaces. Pero los líderes transformacionales pueden arriesgarse a perder de vista las curvas de aprendizaje individuales, si los empleados directos no reciben el entrenamiento adecuado en nuevas responsabilidades.

Liderazgo transaccional

Este estilo de liderazgo se enfoca en recompensar a sus empleados por el trabajo realizado. El liderazgo transaccional ayuda a establecer roles y responsabilidades para cada empleado, pero también puede alentar el trabajo mínimo si los empleados saben cuánto vale su esfuerzo todo el tiempo. 

Un ejemplo lo vemos en un equipo de marketing que recibe una bonificación programada por ayudar a generar un cierto número de clientes potenciales para el final del trimestre. Un programa de incentivos para motivar a los empleados, pero que debe ser consistente con los objetivos de la compañía y acompañado de gestos de agradecimiento no programados.

Liderazgo estilo entrenador

De manera similar al entrenador de un equipo deportivo, este líder se enfoca en identificar y nutrir las fortalezas individuales de cada miembro, así como también se encarga de crear estrategias que permitirán trabajar a todos mejor conjuntamente. 

En lugar de obligar a todos los empleados a centrarse en habilidades y objetivos similares, este líder podría construir un equipo en el que cada empleado tenga una experiencia o un conjunto de habilidades diferente. A largo plazo, crea equipos fuertes que tienen un excelente nivel de comunicación y grupos que abrazan las habilidades únicas.

Liderazgo burocrático

Este estilo de liderazgo escucha y considera los aportes de los integrantes del grupo, pero tiende a rechazar los que entran en conflicto con la política de la empresa o las prácticas históricas.

Se trata de líderes que rechazan propuestas de estrategias nuevas o no tradicionales por más sólidas que sean. Su resistencia podría deberse a que la empresa o la organización ya ha tenido éxito con los procesos actuales y probar algo nuevo podría provocar pérdida de tiempo y recursos.

Este tipo de direcciones pueden detener rápidamente la innovación y definitivamente no son recomendables para las empresas que persiguen objetivos ambiciosos y un rápido crecimiento.

Liderazgos dinámicos

Grupo de Trabajo

Las características de los tipos de liderazgo varían

Las características de los tipos de liderazgo no son atributos fijos. Un líder excelente es aquel que sabe adoptar el estilo de liderazgo más adecuado para cada situación que se presenta, acorde al contexto, a las personas que lidera y al tipo de organización.

Partiendo de la base de que ninguna persona es igual, que cada líder tiene distintas necesidades y motivaciones, que tanto los equipos como las personas atraviesan distintas fases de desarrollo y que vivimos en contextos de constantes cambios, el modelo de liderazgo situacional de Kenneth Blanchardl se posiciona como el más adecuado. 

El liderazgo que propone este autor, es un estilo que se adapta a los colaboradores en cada situación, es decir, un liderazgo adecuado a las necesidades del equipo. Se adoptan distintos comportamientos de diferentes tipos de líderes, según lo que requiera cada situación.

Un liderazgo situacional

Reuniones de Trabajo

Una forma de lograr un liderazgo situacional es conociendo las circunstancias en las cuales nos encontramos y esto lo logramos desarrollando una plena comunicación entre todos los miembros del equipo.

Al final se trata de que el liderazgo pueda crear conversaciones, no solo con ellos mismos, más importante aún, que lo haga con sus colaboradores y con el resto de los grupos de interés que le rodean.

Sólo conversando puede un líder conocer la situación, las necesidades, los recursos y el nivel de compromiso de su gente, para trazar el rumbo más adecuado y cumplir las metas propuestas.

Recomendaciones

Categorías

conocimientos-para-la-accion

consejos-y-sugerencias

demandas-tendencias

quiero-emprender

Compartir:

Artículos similares

Te pueden interesar