¿Qué es la ética profesional?

Tabla de Contenidos

  1. El fin ético de una profesión
  2. Los principios de ética profesional
    1. Principio de beneficiencia
    2. Principio de autonomía
    3. Principio de justicia
  3. Importancia ética profesional
    1. Los valores que guían una actividad

Entender qué es la ética profesional nos ayudará a mejorar el ejercicio de nuestra actividad laboral o profesional con responsabilidad social, buscando generar cambios y bienestar en la sociedad en la que nos desenvolvemos.

Aprender los principios de la ética profesional que guían a todas las profesiones, pueden ayudarte a incorporar acciones que mejoren la calidad del servicio que ofreces y dejar una huella en las personas con las que te relacionas.

Esto es muy importante cuando arrancas con negocios y emprendimientos desde casa, donde tu diferencial de otros profesionales y tu propuesta de valor puede basarse en tu ética profesional.

El fin ético de una profesión

El fin ético de una profesión

La ética profesional se define como un conjunto de normas y valores morales que los profesionales de un determinado sector deben respetar durante el ejercicio de su profesión. Comportamientos y pautas de actuación encaminadas a fomentar las buenas prácticas laborales y la armonía social.

Se basan en los valores universales que poseen los seres humanos, los más comunes son la responsabilidad, el respeto, la diligencia, la constancia, la puntualidad, la justicia y la honestidad.  

El principal objetivo de la ética profesional es dejar de lado los beneficios individuales y trabajar por el bien común. Si a una empresa le va bien, los trabajadores tendrán estabilidad laboral, pero si se realizan acciones en contra de estos se perjudica a la organización y a los usuarios del servicio.

Lo mismo ocurre en el caso de un profesional que antepone sus necesidades personales a las obligaciones profesionales, perjudicando a las personas que se involucran con sus actividades laborales. Cada profesión tiene valores y compromisos específicos con los que cada persona debe conducirse y respetar.

Es por ello que existen sanciones a quienes no se apeguen a estos principios que pueden ir desde la destitución del cargo, la pérdida de cédula profesional o incluso cumplir una condena en prisión.

Estas políticas de comportamiento están definidas en los códigos de conductas de los profesionales o los códigos de comportamiento elaborados por empresas para regir las relaciones dentro de la organización.

Los principios de ética profesional

Los principios de la ética profesional

En el campo de la ética profesional, existe consenso acerca de los principios que deben fundamentar las acciones de cualquier profesional. Más allá de la existencia y apego a ciertos códigos éticos profesionales, en un nivel de mayor generalidad se encuentran estos tres principios de acción ética:

Principio de beneficiencia

Implica dos elementos complementarios entre sí, el hacer bien la profesión, un profesional ético que desarrolla su actividad de manera competente y eficaz, cumpliendo adecuadamente con su tarea. Y el hacer el bien en la profesión, ejercer la profesión pensando siempre en el beneficio de los usuarios de su actividad profesional.

El ejercicio ético de la profesión, no puede consistir solamente en buenas intenciones, sino que se orienta a acciones eficaces, acordes a la labor que se cumple dentro de una empresa y a la profesión que se desempeña. 

Principio de autonomía

Este principio busca evitar la relación de dependencia y paternalismo propia del profesional y los usuarios que acceden a su servicio. El usuario no es un simple receptor pasivo, sino un sujeto que debe participar activa y responsablemente en las decisiones que implican la prestación del servicio profesional.

En cada acción profesional y en cada servicio que pueda brindar una empresa, se debe considerar siempre a los usuarios como sujetos de derechos, poseedores de una dignidad inalienable y por ello capaces de participar en la toma de decisiones de aquello que les va a afectar.

El fin último de cualquier práctica laboral o profesional debe ser la contribución a la autonomía y capacidad de autogestión del usuario.

Principio de justicia

Este postulado establece que en toda prestación de un servicio, cada uno de los sujetos involucrados debe cumplir con su deber, con la tarea que se le ha encomendado, sin extralimitarse pero sin pecar tampoco de insuficiencia en su responsabilidad.

El principio de justicia se cumple cuando la prestación de servicios esta orientada al bienestar general de la sociedad. Además los profesionales y las empresas no son autónomos, se entienden desde la función social que desempeñan, vinculados al contexto del cual surgen y al que pretenden servir.

Importancia ética profesional

Su valor radica en arraigar en el profesional una serie de valores y comportamientos que contribuyen a la armonía laboral y social. Esto lo vemos en profesiones que repercuten en la vida de las personas, como es el caso de los médicos, abogados o periodistas.

Pero también lo vemos en las empresas, ellas tienen una responsabilidad social en la sociedad en la que desempeñan sus actividades y contar con códigos de conducta que regulen la ética profesional de cada uno de sus colaboradores es esencial para guiar el camino de su negocio.

Además que tener presente ciertos valores contribuye a mejorar el ambiente dentro de una organización. Para que la aplicación de la ética profesional sea efectiva, estas normas y valores han de ser conocidos por todos los miembros.

La ética en las actividades laborales responde a la creación de un escenario común en un determinado sector profesional, en el que todos los trabajadores conozcan las pautas de actuación y respeten las normas.

Así como los profesionales independientes, también cuentan con un código ético para ejercer su actividad dentro de los parámetros de justicia, equidad y responsabilidad. Con Códigos de Conducta que permiten relaciones basadas en el respeto a la ética profesional.

Importancia de la ética profesional

Los valores que guían una actividad

La ética profesional encarna los valores y los objetivos de una profesión, como la transparencia, la rendición de cuentas, la prestación de servicios eficaces, de alta calidad y la responsabilidad ante el cliente o consumidor.

Existen numerosas formas de ponerla en práctica y varían de acuerdo a la industria en la que se gestan. Sin embargo existen ciertos principios de la ética profesional comunes a todas las actividades por ir en respeto hacia las personas humanas como la beneficiencia, autonomía y justicia.

La ética profesional ayuda a seguir un camino de respeto y colaboración con la sociedad en la que desenvolvemos ciertas actividades, aquellas acciones que repercuten fuera del ejercicio profesional, fuera de la empresa en la que nos desempeñamos y que puede llegar a beneficiar o perjudicar al resto.

Recomendaciones

Categorías

conocimientos-para-la-accion

consejos-y-sugerencias

demandas-tendencias

quiero-emprender

Compartir:

Artículos similares

Te pueden interesar