10 Problemas del Mercado Laboral en Argentina

Tabla de Contenidos

  1. Los problemas del mercado laboral actual
    1. Caída de la tasa de empleo
    2. Caída histórica de las incorporaciones laborales
    3. Mecanismos alternativos de desvinculación laboral
    4. Precariedad en el empleo
    5. Subocupación laboral
    6. Actividades autónomas no profesionalizadas
    7. Competitividad sistemática
    8. Aceleración de los cambios tecnológicos
    9. Educación en las nuevas tecnologías
    10. Ingresos por debajo del aumento de los precios
  2. Perspectivas a futuro

El panorama laboral y profesional del país no es alentador, existen numerosos factores que evidencian serios problemas del mercado laboral en Argentina. Hoy te mostramos los principales que se han reforzado durante la pandemia.

Aún así, vimos que la cuarentena ha reforzado formas de trabajar novedosas que podrían ayudarnos a pasar la crisis económica y sanitaria actual, como el desarrollo del trabajo freelance, la implementación del teletrabajo y oficios con nuevas salidas laborales.

Los problemas del mercado laboral actual

Los problemas del mercado laboral actual

1. Caída de la tasa de empleo

Una de las principales problemáticas del mercado laboral argentino es la caída de la tasa de empleo. Los más afectados fueron los menores de 29, personas con niveles educativos bajos y trabajos informales. 

El empleo asalariado formal cayó en un 5,2% interanual, mientras que el empleo asalariado informal cayó un 30%, según un estudio elaborado por el Centro de Implementación de Políticas Públicas CIPPEC.

Una de las causas principales fue la crisis económica y sanitaria producto de la pandemia junto a las medidas de aislamiento.

2. Caída histórica de las incorporaciones laborales

En la actualidad existe una prohibición legal de usar la posibilidad de despedir a los trabajadores y en caso de que ello suceda y se proceda a desvincular a alguien de un puesto laboral, se le debe abonar doble indemnización si no existe justa causa. 

Esto influye de manera decisiva en el mercado laboral, con la tendencia entre los empleadores de contratar menos personas, lo que repercute en una constante caída del empleo.

3. Mecanismos alternativos de desvinculación laboral

Las barreras a las desvinculaciones de trabajadores formales derivaron en la utilización de mecanismos alternativos y un aumento considerable de las suspensiones laborales. Los empleadores comenzaron a usar cada vez más las suspensiones como una alternativa ante la imposibilidad de despedir.

4. Precariedad en el empleo

Es lo que se conoce como la inestabilidad en la contratación de un trabajador y la vulneración de algunos de sus derechos laborales. Existen numerosos tipos de precariedad laboral como:

  • Exceso de horas trabajadas no remuneradas.
  • Inequidad salarial entre hombres y mujeres.
  • Ambientes laborales que afectan la salud.
  • Corta temporalidad de los contratos de trabajo.
  • No se los registra en la seguridad social
  • No se le realizan los aportes jubilatorios y de obra social.

5. Subocupación laboral

Una persona sub-ocupada es aquella que conforma la población económicamente activa, pero que no integra el colectivo de los desocupados, pues tiene trabajo por muchas menos horas de las que se consideran necesarias para una jornada laboral completa, aunque si tiene las condiciones físicas y de edad adecuadas. 

La persona trabaja menos de 35 horas por semana, podría tener otro trabajo complementario o sustituir el que tiene por otro de mayor cantidad de horas, para arribar al pleno empleo. Realizan changas, trabajos temporarios o hasta no remunerados. 

6. Actividades autónomas no profesionalizadas

Actividades autónomas no profesionalizadas

Son las actividades laborales autónomas no profesionales o llevadas a cabo por pequeñas unidades productivas de alta rotación o nula vinculación con el mercado formal.

La proporción de trabajadores que se desempeñan en el sector micro informal aumenta en función de la vulnerabilidad social. Tiene incidencia en los ingresos, con remuneraciones mucho menores a los de trabajos formales.

7. Competitividad sistemática

La competitividad es una cualidad derivada de la capacidad de sustentabilidad y evolución de una organización, superando a otros actores del sector mediante inteligencia, creatividad, innovación, originalidad y oportunidad.

Las organizaciones están integradas a una red de vinculaciones, que incluye a sus proveedores, al sistema financiero, educacional, tecnológico, energético, de transportes, la infraestructura y la calidad del sector público, los mercados locales, extranjeros y las relaciones internas de la propia empresa.

La competitividad sistemática es producto de esta interacción. Las Pymes no pueden sobrevivir en forma aislada, necesitan un ambiente de colaboración y coordinación con los agentes sociales, económicos, políticos y empresariales, asegurando así el crecimiento y competitividad duradera.

8. Aceleración de los cambios tecnológicos

Ante otro período de cambio tecnológico acelerado, el status quo no es una opción para crear mejores empleos para el futuro. Hay que romper la fragmentación, la desigualdad y el bajo dinamismo de la sociedad argentina. 

Es imposible construir futuro con una macroeconomía inestable, donde las crisis recurrentes operan como un quiebre en el horizonte de planificación, con el consecuente acortamiento temporal en la toma de decisiones.

9. Educación en las nuevas tecnologías 

Actualmente es necesario expandir la formación de la primera infancia hacia las ya conocidas habilidades blandas, así como la educación formal posterior a ella, donde se necesita mejorar notablemente la educación básica con la incorporación de habilidades y conocimientos generales de naturaleza digital.

Además, el aprendizaje a lo largo de la vida tiene que ser capaz de fomentar la educación técnica y profesional; sumándole el hecho de que estas instancias tienen que ser rediseñadas para hacerlas más inclusivas.

10. Ingresos por debajo del aumento de los precios

La situación actual, con contracciones económicas en los últimos tres años, una inflación promedio del 48% y sin paritarias, dieron como resultado una importante pérdida en el poder de compra. En 2021, la intención oficial era que los salarios le ganen algunos puntos a los demás precios, pero esto aún no ha sucedido.

Cualquier trabajador percibe hoy un salario que ha perdido su valor real y sin aumentos de sueldo que mejoren esta perspectiva a futuro.

Perspectivas a futuro

Si bien la realidad argentina no plantea un futuro prometedor, si podemos implementar acciones que puedan mejorar nuestra empleabilidad y perfil profesional.

Capacitarnos en aquellas actividades que producto de la aceleración de la digitalización, hoy se potenciaron y que tienen una gran demanda laboral, es una buena forma de lograr empleabilidad.

Perspectivas a futuro en el mercado laboral

Recomendaciones

Categorías

conocimientos-para-la-accion

consejos-y-sugerencias

demandas-tendencias

quiero-emprender

Compartir:

Artículos similares

Te pueden interesar