Diferencias entre trabajo dependiente y autónomos

Tabla de Contenidos

  1. Dos caminos diferentes
    1. La carga impositiva
  2. Organización del trabajo en cada modalidad
  3. Diferencias entre ambas modalidades
  4. ¿Qué camino tomar?
Diferencias entre trabajo dependiente y autónomos

Existen grandes diferencias entre trabajo dependiente y autónomos, dos modalidades de desarrollo profesional que debes conocer si aún no sabes el camino que vas a tomar para tu futuro laboral.

Para ello es importante que también puedas conocer cuáles son las etapas de la vida profesional y en qué etapa te encuentras, para definir los pasos a seguir y las elecciones más acertadas para tu crecimiento profesional y laboral.

También puedes comenzar por crear un perfil mucho más atractivo con la implementación de las mejores prácticas para el diseño del curriculum y un programa de desarrollo personal.

Dos caminos diferentes

A la hora de planificar tu futuro profesional y laboral puedes optar por trabajar bajo las órdenes de un empleador o trabajar de forma independiente. Esta decisión dependerá de múltiples cuestiones subjetivas y propias de cada persona.

Muchos contadores, abogados, diseñadores, ingenieros, pueden ofrecer sus servicios de forma directa a sus clientes potenciales o pueden también trabajar como dependientes en una organización.

Según el camino que deseas escoger, deberás conocer que existen importantes diferencias entre uno y otro, decisivas si aún no te decides. Las ambiciones personales y profesionales influyen en tu decisión, así como la propia predisposición a correr riesgos.

La carga impositiva

Es un factor clave a la hora de decidir ya que ambas modalidades deben afrontarlo de forma directa o indirecta. Toda actividad económica genera obligaciones impositivas que no pueden eludirse.

La persona que decide trabajar por su cuenta, de forma independiente a una organización, para pasar a crear una propia, puede elegir entre el régimen general como autónomo y el régimen simplificado, este último implica convertirse en lo que conocemos como monotributista.

Diferente es el caso de los empleados en relación de dependencia, estos trabajadores que están a cargo de un empleador, sufren retenciones en su salario mensual, estos son los aportes previsionales que fija la ley y que el empleador deberá tomarlos para pagar las contribuciones sociales.

Organización del trabajo en cada modalidad

Organización del trabajo en cada modalidad

La forma en la que la actividad debe realizarse varía notablemente en cada modalidad. El trabajador dependiente se desempeña dentro de una organización, a las órdenes de su empleador. De forma totalmente distinta al autónomo que organiza los medios en los que realizará su trabajo. 

Mientras que al primero la empresa le brinda todos los bienes necesarios para el desempeño de su actividad, el segundo los debe financiar personalmente, de esta forma el autónomo debe arriesgar parte de su patrimonio para el desarrollo de su labor.

Es así que, mientras los asalariados no ven variar sus ingresos mensuales en función del nivel de trabajo, los autónomos sí. Este hecho evidencia la inestabilidad a la que están sujetos los trabajadores independientes y que deben saber reflejarlo en sus planificaciones financieras.

Los autónomos deben lidiar con una incertidumbre que es constante, no sabiendo con precisión la cantidad de clientes que llegarán a tener en un futuro inmediato y que dependerá de sus propios esfuerzos.

La ausencia de un horario laboral y el manejo de sus tiempos implica que muchas veces el trabajador independiente sacrifique descansos y fines de semana para trabajar. Así como también deben preocuparse por la organización de la labor, por el logro de los resultados, el cumplimiento de los plazos de entrega y la satisfacción con el cliente.

Además de que deben tener en cuenta desde el principio los aportes previsionales, la normativa jurídica de la actividad que desempeñan, aspectos contables e impositivos.

Diferencias entre ambas modalidades

A continuación te mostramos las principales diferencias entre ambas formas de laborar, que te ayudarán a decidirte de forma fácil que camino debes tomar:

CaracterísticasDependientesAutónomos
Realización de tareasBajo instrucciones de su empleador.Por cuenta propia, decide como realizar la tarea.
RemuneraciónCobra un salario establecido por ley.Recibe honorarios mediante factura.
Responsabilidad de la actividadEl empleador responde por daños y perjuicios, excepto delitos.El mismo responde por daños y perjuicios.
Regulación de la actividadLey de Contrato de Trabajo y Convenios ColectivosLeyes profesionales y oficios matriculados.
Derechos previsionalesLos aportes jubilatorios y obra social se pagan por el empleador.Pagan sus aportes jubilatorios y obra social.

¿Qué camino tomar?

Trabajar en relación de dependencia significa que dependemos de la dirección de una persona o de una organización para recibir un sueldo. Legalmente hay ciertas normas que deberá cumplir, tanto el empleador como el dependiente para que la relación sea formal. 

De esta forma el contrato laboral implica ciertas seguridades definidas por la ley para el empleado, como por ejemplo aportes sociales y obra social que debe realizar el empleador como agente de retención. Y ciertas obligaciones como el cumplimiento de horarios y un lugar físico al cual asistir.

El empleador determina los tiempos y la forma de realizar el trabajo, debiendo ser acatadas por el trabajador, incluso si están erradas o son inadecuadas. Mientras que al trabajar de modo independiente o freelance, hay una decisión del que presta los servicios de definir cómo y cuándo realizar su actividad. 

Un trabajador independiente goza de libertad para elegir qué trabajos tomar y cuáles no. No existe una dependencia con el cliente, pero a su vez esto significa que estarán a su cargo el pago de los aportes y la contratación de obra social, así como también los costos derivados de tu trabajo.

¿Qué camino tomar? Trabajo dependiente o autónomo

Recomendaciones

Categorías

conocimientos-para-la-accion

consejos-y-sugerencias

demandas-tendencias

quiero-emprender

Compartir:

Artículos similares

Te pueden interesar