Las 6 mejores cerraduras para puertas exteriores

Tabla de Contenidos

  1. Cerraduras de cerrojo
  2. Cerraduras de palanca cilíndrica
    1. Cerraduras mono cilíndricas
    2. Cerraduras de doble cilindro
  3. Cerraduras de embutir
  4. Cerraduras electrónicas
    1. Cerraduras inteligentes
  5. Cerraduras con datos biométricos
    1. Cerraduras con huella dactilar
    2. Cerraduras con retina
  6. Cerraduras magnéticas
  7. Asesoramiento de un experto
Las 6 mejores cerraduras para puertas exteriores

Las cerraduras para puertas exteriores se diferencian de las de uso interior debido a que estas últimas son menos seguras y por lo general las que siempre se cierran con llave son las que dan a la parte de afuera. Una persona busca la protección de su casa y el no ingreso de extraños, a través de mecanismos de seguridad apropiados y resistentes en sus puertas exteriores.

Actualmente existen una múltiple variedad de estilos y tipos de cerraduras que puedes escoger para tu vivienda o hasta un local comercial si así lo deseas. Sin embargo, nos enfocaremos en mostrarte y desarrollar las cerraduras para puertas exteriores más seguras y robustas para la protección de tu hogar.

Cerraduras de cerrojo

Es una de las más utilizadas en puertas exteriores de viviendas particulares, así como también es muy usada por propietarios de locales comerciales para proteger sus negocios y también en edificios más grandes.

Es una cerradura que no tiene ningún mecanismo de resorte en su interior como otras que hallarás en el mercado. Fue creada para evitar que terceros puedan romperla y acceder al interior de lo que se busca proteger. Se suelen llamar y son conocidas como cerraduras a prueba de palancas.

Cerraduras de palanca cilíndrica

Son similares a los cerrojos por la forma en la que operan, también suelen usarse en propiedades comerciales y residenciales para asegurar puertas exteriores por sus grandes mecanismos de seguridad. Este tipo de cerraduras requiere de una puerta grande que tenga espacio para su colocación en ella por sus grandes dimensiones, hay de dos tipos:

Cerraduras mono cilíndricas

Las cerraduras mono cilíndricas tienen espacio para una llave desde un solo lado. El otro lado tiene una perilla giratoria que bloquea la puerta desde el lado interno. El lado de la llave está en la parte externa de la puerta, mientras que la parte interna tiene el pomo para que puedas cerrar la puerta desde adentro sin llave, una pequeña traba para mayor seguridad.

Cerraduras de doble cilindro

Las cerraduras de doble cilindro no tienen pomo giratorio y requieren de una llave en cada lado. Estas cerraduras se recomiendan para lugares donde no desea que alguien pueda cerrar la puerta desde el interior que impida el acceso al que tiene una llave para ingresar.

Cerraduras de embutir

Las de embutir también necesitan más espacio en la puerta para funcionar correctamente y es por eso que se colocan en puertas de gran tamaño. Las partes intrincadas de las cerraduras de embutir se instalan dentro de la puerta e incluyen el cilindro de la cerradura para que se pueda bloquear y desbloquear. 

Este tipo de cerradura es extremadamente fuerte, por lo que muchos propietarios de empresas lo prefieren en comparación con otros tipos de cerraduras. Son tan fuertes como las cerraduras de cerrojo y hasta más confiables. Son una gran opción cuando se trata de seguridad.

Cerraduras electrónicas

Es un sistema que funciona con energía eléctrica, que puede ocasionar problemas cuando la electricidad se corta debido a una tormenta o un corte de luz, por lo que debe es conveniente respaldar su apertura con una llave. En este tipo de cerraduras el control de acceso y bloqueo se realiza a través de un código, con un teclado y un mecanismo de ingreso manual por el mismo usuario que desea abrir la puerta.

Los bloqueos del teclado son convenientes de usar cuando varias personas ingresan constantemente a un edificio a lo largo del día. Sin llaves de las que preocuparse, se elimina el riesgo de perderlas y tener que reemplazarlas con frecuencia.

Cerraduras inteligentes

Dentro de las electrónicas, encontramos las cerraduras inteligentes, son muy útiles para un mayor control sobre la seguridad de un hogar o negocio de forma remota. El candado inteligente debe tener un dispositivo autorizado para poder bloquearlo y desbloquearlo.

La cerradura inteligente se controla mediante comunicación inalámbrica con un dispositivo autorizado previamente y ofrece facilidades para permitir el acceso solo a quienes conocemos, comunicarnos con el visitante mediante voz, vídeo y la captación automática de imágenes.

Cerraduras con datos biométricos

Cerraduras con huella dactilar

Son cerraduras muy cómodas de usar porque no requieren de una llave, además de brindar un sistema de seguridad más avanzado porque solo las personas que tienen sus huellas dactilares programadas en la cerradura pueden abrirla. Para abrir un candado de huellas dactilares, una persona debe colocar su dedo índice de manera plana sobre un sensor que reconoce el patrón y autoriza su acceso.

Cerraduras con retina

Los de retina son muy usados en edificios corporativos y en toda aquella edificación que necesite asegurar secretos médicos y hasta gubernamentales. Se trata de un escaneo biométrico de la retina de la persona que desea acceder en el sistema de la cerradura y por supuesto se realiza antes de ingresar. Los escaneos de retina en tiempo real deben coincidir con lo que el sistema tiene archivado.

Cerraduras magnéticas

Las cerraduras magnéticas funcionan utilizando magnetismo para abrir la puerta y se alimentan de una corriente eléctrica continua que puede ir desde los 12 a 24 voltios. Son consideradas como a prueba de fallas porque necesitan una corriente de energía viva para evitar el desbloqueo de las puertas. 

Cuando se instala una cerradura magnética en la puerta de entrada principal, se recomienda una fuente de alimentación de respaldo en caso de cortes de energía, ya que su fuente de alimentación es eléctrica.

Asesoramiento de un experto

Asesoramiento de un experto cerrajero

A la hora de elegir cerraduras para puertas exteriores, debemos consultar con un experto en seguridad para que pueda asesorarnos sobre que tipo de cerradura se adapta a nuestro hogar o local comercial. Un cerrajero es una persona idónea, un experto en cerrajería con los conocimientos necesarios para despejar dudas y contratar un sistema funcional.

Los cerrajeros están familiarizados con los mecanismos de seguridad idóneos y es sumamente recomendable que puedas contratar un sistema de cerraduras con un agente de confianza y con conocimientos en la materia.

Recomendaciones

Categorías

conocimientos-para-la-accion

consejos-y-sugerencias

demandas-tendencias

quiero-emprender

Compartir:

Artículos similares

Te pueden interesar