Tabla contenidos


5 ventajas de contratar a un pintor profesional 

  1. Menos mantenimiento
  2. Mejor calidad y resultados
  3. Obras menores
  4. Ahorro de tiempo
  5. Seguridad y salud

5 ventajas de contratar a un pintor profesional

ventajas de contratar un pintor profesional

Las ventajas de contratar a un pintor profesional son numerosas . Es común que cada cierto tiempo se necesite repasar la pintura o que queramos cambiar el color de algunas partes de nuestro domicilio ya sea por desgaste o decolore, por eso es imprescindible repasar o actualizar los colores de nuestras paredes.

Llegado el momento nos surge la duda, ¿lo pintamos nosotros o mejor contratamos a un pintor profesional? Muchas personas se inclinan por hacerlo ellas mismas con la idea de que resultará la opción más económica. Sin embargo, esto no es del todo cierto por lo que es interesante valorar las ventajas de contratar un pintor profesional.  

¿Te gustaría capacitarte en el oficio de pintor ? En Academia 3E , junto a Pintecord te ofrecemos el curso de Pintor de casas y edificios 100% online y totalmente gratuito. Podés inscribirte ahora, ingresando en nuestra plataforma

5 ventajas de contratar un pintor profesional 

Ventajas de contratar a un pintor profesional
  1. Menos mantenimiento: un pintor profesional consigue un resultado perfecto y mucho más duradero. Además de emplear las herramientas y los materiales adecuados a cada vivienda, conoce las técnicas para hacer un trabajo eficaz en pocos días. Esto significa que nuestras paredes quedarán impecables por más tiempo y ampliaremos el plazo hasta la siguiente renovación.
  2. Mejor calidad y resultados: seguro que todos nosotros hemos pintado alguna pared en nuestra casa y nos ha quedado bien. Sin embargo, aunque el resultado en apariencia parezca bueno hemos podido cometer errores que más tarde pueden pasarnos factura como no haber aplicado una base antes de comenzar a pintar o haber dado la segunda mano sin que la primera se haya secado por completo. Contratar a un profesional con experiencia es la manera de garantizar un resultado impecable y de calidad.
  3. Obras menores: a veces, antes de comenzar con la pintura, hay que hacer pequeñas reparaciones en las paredes para que el resultado sea perfecto. Con el paso del tiempo es normal que vayan apareciendo imperfecciones como humedades o grietas, que hay que tratar de forma correcta para que la pintura se adhiera mejor y no se produzcan desconchones a los pocos meses. Un pintor profesional se encargará de estos cuidados necesarios y también de tareas como retirar el papel pintado.
  4. Ahorro de tiempo: la mayoría de la gente aprovecha los fines de semana o las vacaciones para dedicarse a pintar, en vez de dedicarse a descansar, viajar o hacer planes con la familia. Además, invertiremos mucho más tiempo en realizar este trabajo que un profesional del sector. El tiempo libre es, actualmente y por desgracia, bastante escaso, y el poco que tenemos debemos exprimirlo al máximo.
  5. Seguridad y salud: pintar las paredes de una casa es laborioso y tedioso para las personas inexpertas. Además conlleva algunos riesgos, como caernos de la escalera o sufrir una leve intoxicación. Pintar zonas como los techos o la parte superior de las paredes, requiere forzar la postura, por lo que no es infrecuente terminar con molestos dolores en el cuello, la espalda o los brazos.

También te puede interesar tipos de pintura para pared , 8 consejos sobre como pintar una pared

Te pueden interesar